Teléfono de la esperanza

Aprender a escuchar nuestros enfados

Cuidar de nuestros enfados es cuidar de las personas con quienes convivimos.

Cuando nos sentimos mal y no sabemos convivir con nosotros mismos mientras persiste esa sensación de malestar, es frecuente que busquemos a nuestro alrededor a alguien a quien echarle encima parte de ese “molestia” que experimentamos.

Es una experiencia común, nos sentimos mal y es probable que acabemos discutiendo con alguien muy próximo. La familia es un frecuente depositario de nuestros “malestares”. Acompañamos este “depósito” de nuestro malestar en otro, de algún discurso sobre las cosas que hace mal esa o esas otras personas próximas, el modo en el que nos “molestan” y lo que deberían hacer para que “yo” me sintiese mejor.

En este sentido, a veces no somos muy distintos de los adolescentes. En la adolescencia se experimentan las cosas con gran intensidad. Es un momento importante para aprender a regularnos emocionalmente, para aprender a convivir y aceptar nuestro malestar sin que eso cause daño a otro o a nosotros mismos.

En ocasiones, ante la dificultad para convivir con ese malestar, luchamos contra él. Empezamos enfadándonos con esa sensación, aparece nuestra agresividad, y después se la trasladamos a nuestros compañeros y compañeras de convivencia.

La próxima vez que te sientas mal y surja en ti la agresividad o la ira, intenta quedarte un rato a solas con tu malestar. Acéptalo porque es parte de ti, enfadarte con tu malestar solo va a acrecentarlo.

Quédate ahí con él. Obsérvalo y respira… y respira… y respira… Y en algún momento, cuando tengas un poquito de paz, hazte esta pregunta: ¿Y yo qué necesito?. La respuesta te puede proporcionar claridad para resolver alguna dificultad tuya en este momento.

Importante: la respuesta a la pregunta anterior no puede ser que otro u otra cambie, solo tiene que ver contigo.

Respira. Llegará la calma. Aprende a escuchar tu sufrimiento para poder escuchar el sufrimiento de otros.

Aprender-a-escuchar-nuestros-enfados
Volver

SIGUENOS EN: