Teléfono de la esperanza

COMO EVITAR QUE LA DISTANCIA FÍSICA SE CONVIERTA EN DISTANCIAMIENTO SOCIAL

Una parte muy importante de lo que expresamos y la información que recibimos de las personas que nos rodean no tiene que ver con lo que decimos, si no con lo que hacemos, nuestros gestos, nuestra postura, la expresión de nuestra cara ... y si nos fijamos en las palabras que utilizamos para referirnos al afecto o a esas cosas que hacen que no nos sintamos aislados la mayoría de ellas hacen referencia a cercanía y contacto físicos : respaldar, apoyar, arropar, sostener, arrimar el hombro, hacer piña, estrechar lazos.

Sin embargo ahora mismo, conviviendo con una enfermedad de origen vírico que algunas personas podríamos desarrollar sin experimentar ningún síntoma, mantener de manera preventiva cierta distancia física con el resto de la gente se convierte en un gesto de respeto y cariño hacia los demás.

A la vez estamos pasando por una situación complicada en la que quien más y quien menos hemos sufrido pérdidas, algunas dramáticas, y a la mayoría nos genera inquietud (o angustia) el ir volviendo a tener más actividad sin saber como van a ser las cosas a partir de ahora.

Así que regresamos a la calle después de estar mucho tiempo sin vernos, con necesidad de contacto y cercanía, con el convencimiento de que lo mejor ahora mismo es guardar las distancias, y sin que la mayoría de nosotros (hay personas para las que los periodos de aislamiento sanitario no son nuevos) tengamos herramientas para manejarnos en esta situación.

A la hora de relacionarnos la comunicación no verbal es tan importante que estar a dos metros de los demás y con la cara tapada por una mascarilla viene a ser como tratar de mantener una conversación en un idioma en el que tenemos poco vocabulario, es fácil que no sepamos expresarnos o que no sepamos interpretar los mensajes de los demás.

Del mismo modo las medidas preventivas que estamos adoptando suponen que hagamos cosas tan nuevas que pueden chocar con nuestras costumbres más arraigadas.

Y esto unido a que muchas personas están pasando por situaciones en la que es difícil no estar irritable, así que la probabilidad de malos entendidos y conflictos, que nos llevarían a alejarnos y aislarnos, es alta.

Si para poder hablar en otro idioma nos esforzamos para entender y que nos entiendan, ¿por qué no hacer ahora lo mismo?

Reforcemos aquellos gestos que expresan cercanía y que si podemos mantener, por ejemplo, cuando esquives a alguien en la calle para no pasar demasiado cerca salúdale, sonríe mirándole a los ojos, da las gracias a quien te cede el paso, saluda y sonríe también cuando haces cola para entrar a algún local, explica que si no compartes utensilios, te lavas mucho las manos y usas mascarilla no es sólo para protegerte tú, si no para no poner a los demás en riesgo, de modo que seamos capaces de expresar y sentir que en estos momentos cuando nos apartamos de otras personas no estamos rechazándolas, si no cuidándolas.

COMO-EVITAR-QUE-LA-DISTANCIA-FÍSICA-SE-CONVIERTA-EN-DISTANCIAMIENTO-SOCIAL
Volver

SIGUENOS EN: